FClogo_color.png
Cementos Progreso, crecimiento sólido
Cementos Progreso

La empresa más importante de la División Cemento del Grupo Progreso es Cementos Progreso, S.A. Ésta participa activamente en la industria de la construcción en diferentes categorías de productos, como:

  • Cemento: diversos tipos según sus usos.

  • Cal: tanto para las industrias de la construcción y la acerera como para la alimentaria de Guatemala y toda América Latina.

  • Concreto: para edificios y obras de infraestructura.

  • Agregados: piedrín y arena.

  • Predosificados: listos para agregar agua y usar (concreto, cernido, repello, levantado y otros).

 

En diferentes proporciones, todos los productos son líderes, en todos los casos con una participación de mercado superior a 50 por ciento. En 2007 se observó en Guatemala un crecimiento importante de la industria. Con participación de grandes desarrolladores y constructores, inversión particular e inversión del gobierno en infraestructura se generó, de una tasa promedio de crecimiento en los años previos de entre 5% y 7%, un crecimiento superior a 15 por ciento. La demanda de los productos arriba señalados prácticamente llevó al límite la capacidad de producción de las plantas. En general, en el último quinquenio los resultados, si no perfectos, eran aceptables, y los de 2007 se perfilaban como muy buenos. En 2007 el grupo decidió asumir nuevos retos, desarrollar la División de Distribución de Materiales de Construcción (Retail de Materiales de Construcción en Centroamérica), como también la División Corporativa para aprovechar las sinergias y garantizar que las dos divisiones operativas crecieran agregando valor al grupo.

 

El ambiente de trabajo era bueno, en general las áreas funcionales se planteaban sus metas independientemente y competían con otras por alcanzarlas. Se lograban muchos resultados, pero no de una manera sincronizada y organizada. En el mejor de los casos, se revisaban independientemente los resultados mensualmente por cada función. Las metas eran conocidas solamente en el nivel superior, lo que impedía enfocar la energía y los esfuerzos de todos los miembros de la organización. La compra de la  División de Distribución de Materiales de Construcción demandó de la División Cemento una serie de apoyos, entre ellos la transferencia de talento y la cultura de trabajo, así como maximizar la rentabilidad a fin de facilitarles a los accionistas los recursos necesarios para invertir en ese nuevo negocio. Esto implicó mejorar los niveles de ejecución, que tenían importantes oportunidades de mejora de acuerdo con los resultados del XQ™ de FranklinCovey, en el que se obtuvo un índice de 52 por ciento. En la División Cemento se decidió implementar las 4 Disciplinas de la Ejecución con el fin de cerrar la brecha de ejecución de la estrategia y fortalecer la cultura de ejecución que contribuyera a la sostenibilidad de la empresa.

 

En 2008 se inició la implementación de la metodología en cuatro fases: talleres para los gerentes impartidos por FranklinCovey; academia para 25 especialistas de la ejecución; talleres internos para los equipos, y certificaciones. Todo el proceso fue acompañado por una campaña de sensibilización y refuerzo a los colaboradores, que contribuyó a la adopción de la metodología como al logro de las metas de los equipos.

Posteriormente, como parte de la sostenibilidad, se ha incorporado en la inducción de ejecutivos un taller metodológico, se desarrollan anualmente talleres de alineación de MCI así como rendiciones de cuentas semanales optimizadas, y se fortalecen los procesos de certificaciones anuales a 160 equipos con asesoría de especialistas de la ejecución. Se ha incluido en la agenda de liderazgo el compromiso con los resultados, con el objetivo de “asegurar que los compromisos adquiridos se cumplan y se logren las metas establecidas”, y, como parte de los indicadores, el porcentaje de equipos certificados.

En 2012, dentro del proyecto de efectividad organizacional, se rediseñó el proceso de gestión del talento ejecutivo, uno de cuyos componentes fue el de metas, que se hizo corresponder con las necesidades de la empresa, la compensación, la evaluación de desempeño y la metodología de las 4DX. El resultado es un modelo integrado y consistente que impactará en el enfoque y los resultados de la empresa. Culturalmente se han tenido resultados importantes; 160 equipos anualmente definen sus metas, tienen rendiciones de cuentas semanales y se certifican en los diversos niveles. “Hemos logrado tener rendiciones de cuentas ante el equipo más que una rendición de cuentas al jefe, y esto es logro de las MCI” comenta Adolfo Gramajo, gerente de Operaciones de Cemento y Cal. En el índice de ejecución se ha tenido una mejora de 16 puntos respecto a la primera medición de 2007 aplicado a una población de 670 colaboradores. Esto coloca a la empresa arriba del promedio de las mediciones de FranklinCovey. No nos tiene satisfechos, pero hemos avanzado consistentemente para mejorar nuestros niveles de ejecución y alcanzar las metas que nos trazamos como organización. “Nuestros colaboradores también perciben que la claridad de objetivos ha mejorado. Tomando como base la encuesta de Great Place To Work hemos avanzado de una tasa de 62% en 2007 a 84% de calificación en 2011 en cuanto a tener una visión clara y saber cómo lograrlo (metas crucialmente importantes y predictores)”, comenta José Milán, gerente de Organización y Desarrollo Humano. En el negocio se han logrado resultados importantes, a pesar de la crisis financiera global. “El de 2012 fue el cuarto año consecutivo con resultados récord. Quedó demostrado que a pesar de estar en un entorno difícil, que incluye un mercado que no ha crecido desde 2007 y una economía complicada, hemos logrado buenos resultados”, afirma a su vez Carlos Castillo, gerente general de la División Cemento.

 

También vale la pena destacar la importancia que hemos dado a trabajar con seguridad. Nuestros índices de accidentes están muy por debajo de los siguientes mejores de la industria cementera. Somos un referente en salud ocupacional y seguridad industrial en Guatemala.

Fuente: Libro Las 4 Disciplinas de la Ejecución · Sección Casos de éxito