Cerrando la brecha de ejecución



Existe una amplia "brecha de ejecución" en la mayoría de las organizaciones. Muchas iniciativas cruciales fracasan, muchos esfuerzos de cambio colapsan, debido a esta amplia brecha.


Para cerrar la brecha, las organizaciones deben practicar las 4 Disciplinas de Ejecución.


1. Enfocarse en las metas crucialmente importantes

Las personas están genéticamente construidas para enfocarse en una cosa a la vez. Sin embargo, le pedimos a nuestra gente ejercer múltiples tareas ("multitasking"). El resultado es personas frustradas y resultados pobres.El trabajo del líder es lograr que esas pocas metas "crucialmente importantes" sean cristalinamente claras y que todos se enfoquen en ellas. Algunos objetivos son claramente más críticos que otros. Cuán crucial es, por ende, que todos estén de acuerdo en lo que es "crucialmente importante" y se enfoquen en ello.


2. Convertir las metas en acciones


Las metas que nunca han sido logradas, requieren comportamientos que nunca antes han sido intentados. ¿Cuán a menudo los líderes anuncian una nueva meta sin pensaren cómo será ejecutada?

Los líderes deben involucrar a los trabajadores de primera línea en la definición de lo que cada uno debe hacer de una forma diferente para lograr la nueva meta.


3. Establecer un tablero de resultados

Las personas pueden saber cuál es la meta, pero si desconocen el puntaje, están trabajando en la oscuridad. Imagínese que vaya a un juego de fútbol sin un tablero de anotaciones. Todos deben conocer las anotaciones todo el tiempo para saber qué hacer. El tablero de Control de Resultados debe ser creado por todos y debe ser visible para todos.


4. Establecer una Rendición de Cuentas


No es suficiente reunirse una vez al año y decidir lo que el grupo de trabajo va a hacer. En los equipos más efectivos, las personas se reúnen semanalmente para rendir cuenta respecto a sus compromisos, examinar el tablero de control, resolver asuntos y decidir cómo apoyarse uno a otro. El comprometerse menos de una vez por semana da como resultados que el equipo vaya a la deriva y pierda su enfoque.


Stephen R. Covey







Para más información comuníquese con su Client Partner o a nuestras oficinas:

infogt@franklincovey.com.gt

T. 2361 4503 · 2219-2503