El torbellino

Actualizado: feb 5



El problema surge de un inherente conflicto entre dos fuerzas. La primera es la enorme cantidad de energía requerida para mantener el negocio, sólo para tener las puertas abiertas—lo que llamamos el torbellino del día a día. La segunda es la energía requerida para impulsar las metas para mejorar el desempeño. Y se podría pensar al principio que estas fuerzas son iguales, pero no lo son.


El torbellino es todo el trabajo que se lleva a cabo todos los días sólo para mantener las cosas andando. El torbellino es todo acerca de lo urgente que se le viene encima y exige atención inmediata. Y usualmente hay consecuencias inmediatas si se le ignora; tan sólo no responda a sus llamadas y a su correo electrónico por un par de días y ¡vea lo interesante que se pone su vida!


Las metas más importantes de la organización, por otro lado tienen que hacer con lo que al final de cuentas es importante, pero a menudo les falta el mismo sentido de urgencia. Hay que separar tiempo para las metas más importantes que de otra manera no se logran. El problema es que para la mayoría de las personas la urgencia se sobrepone a la importancia.


Un cliente nuestro de una empresa Fortune 500 lo puso así: “¿Saben lo que nos atrapa aquí?

No tenemos esos enormes dragones que vuelan por encima y nos desprenden de nuestras prioridades. Lo que tenemos son pequeños insectos (mosquitos). Todos los días con los pequeños insectos en los ojos—distrayéndonos de nuestras Metas Crucialmente Importantes. Cuando miramos hacia atrás a los últimos seis meses, ¡no hemos hecho ninguna de las cosas importantes que dijimos que íbamos a hacer!”


Piense en la última estrategia importante que usted vio caerse por la borda. ¿Qué la mató? ¿murió de hambre? ¿las personas tuvieron que regresar a lo que ellas llaman el “verdadero trabajo”?


Si la respuesta es sí, entonces usted ha experimentado lo que experimentan la mayor parte de las organizaciones: la principal prioridad o meta sofocada por el torbellino.


He aquí la cuenta total. El verdadero reto de la ejecución no es simplemente lograr una meta. Su organización está repleta de personas competentes que saben cómo lograr una meta. ¡El verdadero reto es ejecutar una meta en medio del torbellino!


Basado en el libro Fundamentos de Ejecución de FranklinCovey









Para más información comuníquese con su Client Partner o a nuestras oficinas:

infogt@franklincovey.com.gt

T. 2361 4503 · 2219-2503

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo