Elección 5: Recarga tu energía

Actualizado: mar 16



La energía de la mente es la esencia de la vida.

Aristóteles


La Elección 5 Recarga tu energía, no te consumas, trata de como optimizamos el uso de nuestra energía, aspecto clave a administrar y que nos permite practicar de manera consciente las otras 4 Elecciones. En este artículo vamos a explorar si estamos viviendo una crisis de energía y cómo optimizamos el uso de nuestro cerebro pensante. El cerebro pesa solo el 2% del peso del cuerpo, pero utiliza el 20% de la energía que requerimos para tomar decisiones sabias y encaminar nuestra vida hacia lo que más nos importa.


Lo que nos ocurre con frecuencia es que vivimos en constante estrés, comemos y dormimos mal, no hacemos ejercicio regularmente y trabajamos en exceso. Esta combinación lleva nuestro cuerpo a un gran desgaste o lo que muchos llaman el síndrome de la persona exhausta. Este patrón afecta nuestra productividad, felicidad, capacidad creativa y la vitalidad que viene de tener ganas de vivir.


En contraste hay otras personas que continuamente recargan su energía. Hacen cosas que todos sabemos, pero son consistentes y priorizan el recargar pilas de manera constante y regular.


Los 5 impulsores de la energía son los siguientes:

Lo que necesitamos hacer es crear patrones de renovación en estas 5 áreas. ¡A continuación, daremos unas cuantas sugerencias para crear un ritmo y patrón constante para Re- energizarnos!


Impulsor 1: Moverse


¡Es más que tener una rutina de ejercicios saludable! Necesitamos sentarnos menos… nuestro estilo de trabajo actual nos invita a sentarnos delante de nuestra computadora y pasar horas sentado o en el auto. “Sentarse es la nueva manera de fumar” nos hace mucho daño. Estamos diseñados para movernos de 7 a 10 kilómetros al día. Es un hecho que el movernos activa nuestro cerebro. Por eso vemos más y más en las empresas gimnasios, espacios abiertos para moverse y pensar, hacer reuniones caminando y escritorios altos para trabajar parados. Algunas sugerencias para incluir además de la rutina de ejercicio, bien sea caminar, correr, hacer bicicleta, hacer algún deporte etc. son las siguientes:

  • Levántese del escritorio al menos cada 90 minutos para hacer descansos de su cerebro.

  • Suba las escaleras en vez de tomar el ascensor.

  • Estaciónese más lejos para caminar más.

  • Camine a la hora del almuerzo.

Impulsor 2: Comer


Doctor Amen experto en la química del cerebro y cómo mantenerlo nutrido y funcionando bien nos indica que la clave está en proveerle un suministro constante de glucosa y esta viene de alimentos de alta calidad. Algunas guías al respecto son:


Coma calorías de alta calidad: No se trata de cuantas calorías entran y cuántas salen. Se trata cuántas calorías de alta calidad consumimos. 400 calorías de un pan con jamón no es lo mismo que espinacas con manzanas, salmón y almendras. La regla de oro es que si los alimentos vienen de las granjas son mejores que sí vienen de las fábricas. Vegetales, frutas, proteínas naturales etc. nutren el cerebro y lo mantienen funcionando mucho mejor. Utilice grasas saludables pues después del agua el mayor porcentaje de composición del cerebro es grasa. Por ejemplo, almendras, aguacate, aceites de oliva, nueces en general, algunos pescados. Coma proteína de alta calidad, carbohidratos complejos tales como vegetales, granos, muchas frutas etc. incluya el color del arcoíris como otra referencia para la elección de sus alimentos.


Tome suficiente agua. El 80% de su cerebro es agua. La clave es mantenerlo hidratado. Una regla de oro, es tomar al menos 8 vasos de agua al día o su equivalente 2 litros.


Sea sabio con los suplementos. Hay muchos suplementos que agregan nutrientes importantes al cerebro tales como el aceite de pescado, Vitamina C y D


Impulsor 3: Dormir


El dormir es cada vez reconocido más como un tema de salud pública. La falta de sueño está asociada a accidentes de carro, de aviones, a equivocaciones médicas, a desastres industriales etc. Desde la perspectiva del cerebro, la privación de sueño tiene impacto en la productividad, en la toma de decisiones y el vivir el día como en un ambiente mental lleno de bruma. El sueño promueve renovación, restaura la memoria, la cognición, y reduce enfermedades como el Alzhéimer.


Algunas formas como podemos optimizar nuestro sueño son:

  • Hacer ejercicio: El ejercicio físico crea mejores condiciones para el descanso profundo y reparador

  • Apagar la televisión y las pantallas como la computadora y el teléfono: La luz de estas pantallas le da una señal al cerebro de que la noche no ha llegado y rompe los ciclos naturales del sueño

  • Crear una rutina saludable antes de dormir: Leer, darse una ducha caliente, escuchar música relajante, orar, evitar la cafeína y al alcohol. Son prácticas favorecedoras del buen dormir

  • Crear un ambiente agradable para dormir: Buena iluminación, ausencia de ruidos, una buena cama, buenas sábanas y almohadas.

Impulsor 4: Relajarse:


Este impulsor de nuestra energía tiene que ver con nuestra capacidad para relajarnos. Vamos a ver dos aspectos claves. Uno la capacidad para recuperarnos de tiempos intensos de trabajo y entrenamiento y otro nuestra capacidad para manejar el stress.


Algunas estrategias de recuperación son:

  • Practicar un hobby.

  • Hablar con un amigo que nos haga reír.

  • Caminar al aire libre o en la naturaleza.

  • Tomar un masaje.

  • Salir con amigos y amigas.

  • Ir a la playa y caminar en la arena.

  • Escribir en el diario nuestras reflexiones.

  • Leer un buen libro y escuchar música que nos relaja.

  • Bailar.

Manejo del estrés: Tiene que ver con mantener la calma en los momentos más intensos de trabajo, emocionales y de demandas de la vida en general.


Algunas estrategias comprobadas son:

  • Distanciarse de la situación que nos crea stress.

  • Re- enmarcar el problema o la situación y darle explicaciones más saludables y positivas. Crear historias que nos ayudan a mantener la calma y la paz interna.

  • Respirar profundo y cambiar de posturas. Los masajes en momentos donde nuestros músculos están tensos nos pueden ayudar mucho a relajarnos.

  • Meditar y centrarse. Por medio de prácticas de meditación, mantras y oración.

Impulsor 5: Conéctese:


Uno pensaría que las relaciones no tienen ese impacto en el aumentar nuestra energía. Sin embargo, se ha comprobado que las relaciones uno a uno produce aumento en la oxitocina, un sentimiento profundo de pertenecer y un sentimiento general de estar conectados. Es esa red de contención psicológica que nos sostiene. Por eso crear redes de amistad o personas con propósitos afines nos aumentan nuestra felicidad, nuestra vitalidad y alegría por la vida. Es muy importante invertir en crear estas relaciones afectivas y de confianza.


La manera cómo vivimos nuestros días determina la manera cómo vivimos nuestras vidas.

Annie Dillard









Para más información comuníquese con su Client Partner o a nuestras oficinas:

infogt@franklincovey.com.gt

T. 2361 4503 · 2219-2503

39 vistas0 comentarios