Elección 5: Recarga tu energía

Actualizado: mar 16



La energía de la mente es la esencia de la vida.

Aristóteles


La Elección 5 Recarga tu energía, no te consumas, trata de como optimizamos el uso de nuestra energía, aspecto clave a administrar y que nos permite practicar de manera consciente las otras 4 Elecciones. En este artículo vamos a explorar si estamos viviendo una crisis de energía y cómo optimizamos el uso de nuestro cerebro pensante. El cerebro pesa solo el 2% del peso del cuerpo, pero utiliza el 20% de la energía que requerimos para tomar decisiones sabias y encaminar nuestra vida hacia lo que más nos importa.


Lo que nos ocurre con frecuencia es que vivimos en constante estrés, comemos y dormimos mal, no hacemos ejercicio regularmente y trabajamos en exceso. Esta combinación lleva nuestro cuerpo a un gran desgaste o lo que muchos llaman el síndrome de la persona exhausta. Este patrón afecta nuestra productividad, felicidad, capacidad creativa y la vitalidad que viene de tener ganas de vivir.


En contraste hay otras personas que continuamente recargan su energía. Hacen cosas que todos sabemos, pero son consistentes y priorizan el recargar pilas de manera constante y regular.


Los 5 impulsores de la energía son los siguientes:

Lo que necesitamos hacer es crear patrones de renovación en estas 5 áreas. ¡A continuación, daremos unas cuantas sugerencias para crear un ritmo y patrón constante para Re- energizarnos!


Impulsor 1: Moverse


¡Es más que tener una rutina de ejercicios saludable! Necesitamos sentarnos menos… nuestro estilo de trabajo actual nos invita a sentarnos delante de nuestra computadora y pasar horas sentado o en el auto. “Sentarse es la nueva manera de fumar” nos hace mucho daño. Estamos diseñados para movernos de 7 a 10 kilómetros al día. Es un hecho que el movernos activa nuestro cerebro. Por eso vemos más y más en las empresas gimnasios, espacios abiertos para moverse y pensar, hacer reuniones caminando y escritorios altos para trabajar parados. Algunas sugerencias para incluir además de la rutina de ejercicio, bien sea caminar, correr, hacer bicicleta, hacer algún deporte etc. son las siguientes:

  • Levántese del escritorio al menos cada 90 minutos para hacer descansos de su cerebro.

  • Suba las escaleras en vez de tomar el ascensor.

  • Estaciónese más lejos para caminar más.

  • Camine a la hora del almuerzo.

Impulsor 2: Comer


Doctor Amen experto en la química del cerebro y cómo mantenerlo nutrido y funcionando bien nos indica que la clave está en proveerle un suministro constante de glucosa y esta viene de alimentos de alta calidad. Algunas guías al respecto son:


Coma calorías de alta calidad: No se trata de cuantas calorías entran y cuántas salen. Se trata cuántas calorías de alta calidad consumimos. 400 calorías de un pan con jamón no es lo mismo que espinacas con manzanas, salmón y almendras. La regla de oro es que si los alimentos vienen de las granjas son mejores que sí vienen de las fábricas. Vegetales, frutas, proteínas naturales etc. nutren el cerebro y lo mantienen funcionando mucho mejor. Utilice grasas saludables pues después del agua el mayor porcentaje de composición del cerebro es grasa. Por ejemplo, almendras, aguacate, aceites de oliva, nueces en general, algunos pescados. Coma proteína de alta calidad, carbohidratos complejos tales como vegetales, granos, muchas frutas etc. incluya el color del arcoíris como otra referencia para la elección de sus alimentos.


Tome suficiente agua. El 80% de su cerebro es agua. La clave es mantenerlo hidratado. Una regla de oro, es tomar al menos 8 vasos de agua al día o su equivalente 2 litros.


Sea sabio con los suplementos. Hay muchos suplementos que agregan nutrientes importantes al cerebro tales como el aceite de pescado, Vitamina C y D